APERITIVO LITERARIO

 Aperitivo literario del libro La soledad de los tulipanes. Defensa propia SE SENTÍA PODEROSO, UN DIOS. La tenía donde quería tenerla, inmersa en el terror. Pensaba paladear ese momento, alargarlo lo más posible, disfrutarlo como se merecía. Porque se lo había merecido. Su trabajo le había costado hacerle ver a esa puta quién mandaba, y…